Inicio > Sin categoría > LAS MEJORES FRASES DE EN BUSCA DE LA FELICIDAD – CHRISTOPHER GARDNER.

LAS MEJORES FRASES DE EN BUSCA DE LA FELICIDAD – CHRISTOPHER GARDNER.

Las mejores frases de en busca de la felicidad

Las mejores frases de en busca de la felicidad

Hoy me vi una vez mas la película en busca de la felicidad, es una película hermosa, con las mejores frases de en busca de la felicidad, un ejemplo digno a seguir; quisiera contarles algo de lo que más me gusto y los aportes hechos de muchas personas más. Les quiero contar todo lo que rodeaba a Christopher Gardner, sus tropiezos, sus fortalezas y su motivo a seguir adelante.

La madre de Christopher Gardner fue la fuente de inspiración y fortaleza para el, ella animo a Garnerd a creer en sí mismo. Siempre le decía frases que lo motivaran a estar en busca de la felicidad; Gardner la cita a ella diciendo: “Tú puedes únicamente depender de ti mismo, la caballería no vendrá a rescatarte.” Ella se casó tres veces,  tuvo 4 hijos, Christopher es el segundo, su padre vivía en Louisiana se fue cuando era muy niño, su padrastro era alcohólico y muy violento, constantemente los maltrataba tanto a él como a su madre y hermanas, convirtiendo su infancia en una experiencia muy triste donde el miedo era constante. A Su madre Betty Jean, la encarcelaron pues su marido la denuncio falsamente por fraude a la Seguridad Social (HSS), según el ella trabajaba mientras recibía ayudas del estado. Mientras ella estuvo en prisión, Chris y sus hermanas fueron trasladados a hogares de acogida. A los ocho años de edad de Chris su madre intento quemar la casa donde vivían con su marido dentro, fue acusada de intento de homicidio así que fue ingresada nuevamente a prisión y Garnerd volvió al hogar de acogida. Esta vez conoció a tres tios maternos uno de ellos llamado Henry, este fue la única imagen paterna que tuvo Garnerd y la persona que continuo con la actividad de su madre incentivarlo a estar siempre en busca de la felicidad, Henry llego cuando Garnerd mas lo necesitaba, fue la mas profunda influencia en el, pero su tio Henry murió ahogado en el Rio Mississippi aun estando su madre en la cárcel.

Garnerd ingresó al cuerpo médico de la Marina de los EEUU, al terminar el instituto, cuando solo era un adolescente, en la Marina fue donde conoció al distinguido cardiólogo Dr. Robert Ellis, quien le ofreció trabajo como asistente en Investigaciones clínicas en el centro médico de la Universidad de California (UCLA) y en el Hospital de Veteranos de San Francisco (VA Medical Center), en esta etapa de su vida aprendió como dirigir un laboratorio, cómo trabajar con distintos métodos quirúrgicos y además ayudo al Dr. Ellis a escribir artículos y algunos de ellos hicieron parte varias publicaciones médicas de éxito. Chris consideraba que la medicina al ser una carrera de casi 10 años de duración, y que al terminar y querer ejercer como medico la medicina habría evolucionado aún más, por lo que necesitaría seguir estudiando, por esta razón no la quiso estudiar, lo que lo obligó a considerar otras opciones de futuro más lucrativas, no sin recordar las frases de su madre que lo motivaban a estar siempre en busca de la felicidad.

Se caso con Sherry Dyson y tres años más tarde Jackie Medina quedaría embarazada de Garnerd, el dejo a su esposa para mudarse con la madre de su primer hijo Chris, con la ilusión del nacimiento de su hijo y con muchos problemas económicos, Garnerd se dio cuenta que su empleo no era suficiente para mantener a su familia esto lo obligo buscar otro empleo, paso de ser asistente de investigaciones, para dedicarse finalmente a la venta de  equipos médicos, todo esto gracias a su experiencia como asistente. Fue un trabajo duro pues nadie le dijo que los equipos médicos que el vendia eran considerados un lujo pues habían otros equipos que hacían la misma función y mucho mas económicos. Su vida le cambiaría repentinamente cuando un día, después de cerrar una venta observó en la calle a un hombre de traje bajarse de un Ferrari, Chris decidió acercársele y decirle: “Disculpe, ¿cómo se gana la vida?” y éste le respondió: “soy agente de bolsa”, respuesta que iluminó su destino y fue cuando supo a qué quería dedicarse. Obtuvo una posición en un programa de entrenamiento en Dean Witter Reynolds. Dejó su antiguo trabajo. Sin embargo, con un estipendio mensual de $1000 y sin ahorros, el no tenía ninguna posibilidad de cubrir sus gastos.

Fascinado con el mundo de las finanzas, decidió emprender en este campo como fuese, miraba su billetera y se daba cuenta que le sería muy duro cubrir sus gastos, que sus ahorros eran muy pocos pero él tenía muy claro su objetivo, y era cumplir su sueño, comenzó por donar sangre para obtener algo extra, y mientras Chris  se empeñaba en convertirse en agente de bolsa, su situación económica era cada vez mas critica, no podía cubrir todos los gastos de la casa y de su familia y cada vez él y su esposa discutían muy continuamente. Su esposa ya cansada de la situación económica y tanto trabajar lo abandona llevándose con ella a su hijo. Garnerd va y lo busca al dia siguiente en el colegio donde estudiaba y le hace saber a su esposa que su hijo se quedaría con el. El con la intension de que su hijo no pasaría por lo que el paso a su hijo no lo abandonaría. Aun asi con todo lo que le estaba pasando y el aun seguia motivado a no bajar la guardia y a estar en busca de la felicidad tal y como su madre lo había preparado.

Garnerd ve la necesidad de mudarse de donde vivía y pinta el apartamento para entregarlo y cuando lo está haciendo llega la policía y lo arresta por no haber pagado 1.200 dólares en multas de tráfico, le pidió a su esposa que se hiciera cargo de su hijo mientras el solucionaba, pasando posteriormente 10 días entre rejas, justo cuando por fin logró conseguir una primera entrevista en la empresa de valores Dean Witter Reynolds, pareciera que la vida insistiera en darle cada vez un golpe mas bajo y sin motivo alguno; solo, sin dinero y hambriento aun asi tomo la decisión de presentarse a la entrevista que tenía pactada en Dean Witter Reynolds, con la misma ropa que llevaba puesta, la misma con la que pasó 10 días seguidos en la cárcel, literalmente parecía un obrero logrando con esto ganarse un puesto como aprendiz de bolsa en la empresa, al menos por un momento, la vida por fin le sonreía aunque no completamente pues estaría en entrenamiento por seis meses, no recibiría paga. Lo dejó todo y se dedicó exclusivamente a sus estudios, hasta tal punto que terminó viviendo en un albergue con drogadictos, desempleados desesperados e indigentes.

Como aprendiz de bolsa siempre era el primero en llegar y el primero en salir, pues el a diferencia de los demás aprendices tenia a su hijo que lo necesitaba, trabajaba duro y realizaba al día casi 200 llamadas para captar nuevos clientes, dia con dia buscaba mas y mas estrategias para que el dia le rindiera mas, como no tomar agua para no perder tiempo en hiendo al baño entre otras. Termino durmiendo en la calle, en los buses, en las estaciones de tren, el poco dinero que ganaba lo repartía de tal manera que pudiese suplir las necesidades de su hijo y pagar la guardería que lo cuidaba que curiosamente se llamaba “Felycidad”, con `Y´, donde cuidaban de su hijo al menos por unas horas al día. Así pasaría casi un año, pero al final logró obtener un puesto a tiempo completo en la compañía Bear Steams & Company, tras pasar al primer intento, un riguroso examen que se realiza a los aspirantes a Agente de Bolsa y siendo además el mejor de todos los candidatos de Dean Witter Reynolds. Cinco años después, Chris creó su propia empresa, Gardner Rich & Co, en el mismo apartamento donde vivía, con un capital de 10.000 dólares y con tan solo una mesa (la misma que utilizaba para sus comidas familiares), empresa que se dedicaba a la gestión de deudas institucionales y planes de pensión públicas.

En 2006, gracias a un favorable acuerdo vendió su empresa por varios millones de dólares y aunque hoy es multimillonario, Gardner nunca olvida lo vivido, dedicándose en la actualidad a impartir conferencias motivacionales y ayudar a personas con bajos recursos económicos, como también a organizaciones de caridad, donando ropa, zapatos y realizando obras benéficas, como la creación de proyectos para la construcción de casas de baja renta en San Francisco. En una de sus oficinas, ofrece asesoramiento, orientación y vacantes de empleo a personas sin empleo y/o sin hogar. Además, está gestionando un proyecto en el sur de África con la intención de realizar una gran inversión cuyo fin es la creación de nuevo empleo.

Curiosamente, Chris emulando a aquel hombre que vio en la calle bajándose de un Ferrari, se compró un Ferrari negro que perteneció a Michael Jordan, personalizando la matricula con “NOT MJ”, -No soy  Michael Jordan-.

 

Es un millonario emprendedor, filántropo y orador motivacional, célebre porque su vida inspiró la película En busca de la felicidad, protagonizada por Will Smith. La fascinante historia de Christopher Gardner no solo sirvió para llevarla a la gran pantalla, sino también como ejemplo a seguir por toda la sociedad

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: